El embarazo

Piedras en los riñones durante el embarazo: causas, síntomas, tratamiento y prevención - New Kids Center

El embarazo es una experiencia emocionante para cualquier nueva mamá. Sin embargo, también conlleva desafíos que todas las mujeres embarazadas tienen que enfrentar. Los cálculos renales son una enfermedad común entre las mujeres embarazadas. Son la causa común de dolor abdominal durante el embarazo, especialmente en el segundo y tercer trimestres. La mayoría de los cálculos renales pueden pasar sin tratamiento; sin embargo, en algunos casos, han demostrado ser demasiado dolorosos e inducir el parto, por lo que necesitan ayuda médica.

¿Qué causa los cálculos renales durante el embarazo?

Hay muchos factores que contribuyen al desarrollo de cálculos renales, entre ellos:

1. Ingesta inadecuada de líquidos

El consumo inadecuado de agua contribuye a la orina altamente concentrada con altos niveles de minerales como el fósforo y el calcio. Se sabe que los nutrientes aumentan la posibilidad de desarrollar cálculos renales.

2. tus genes

La composición genética de un individuo dicta cómo responder a ciertas situaciones. Los factores genéticos pueden contribuir a la formación de cálculos renales. En las familias con una alta incidencia de hipercalciuria o una situación en la que hay una cantidad anormalmente alta de calcio en la orina, la probabilidad de desarrollar cálculos renales en el embarazo aumenta considerablemente.

3. Irritación intestinal

Muchas personas que sufren de sensibilidad gastrointestinal son propensas a la hipercalciuria o cálculos renales porque la inflamación crónica de los intestinos aumentará la deposición de iones de calcio en los riñones y esto, a su vez, forma cristales.

4. Ingesta de calcio

Durante el embarazo, se insta a las mujeres a tomar calcio adicional. Demasiado calcio en el sistema ejerce presión sobre los riñones, y esto puede resultar en el desarrollo de cristales. Además, durante el embarazo, la absorción de calcio aumenta debido al desarrollo del bebé, lo que podría provocar cálculos renales.

5. UTIs

Los cambios fisiológicos durante el embarazo aumentan el riesgo de desarrollar cálculos renales. Las infecciones urinarias persistentes y crónicas podrían ser un indicador de cálculos renales. Es imperativo que si experimenta tales condiciones hable con su médico.

Cómo saber si tiene cálculos renales durante el embarazo

Escucha a tu cuerpo durante el embarazo para que puedas saber qué es lo que va mal a tiempo. Cuanto más rápido pueda identificar los síntomas, más fácil será tratar la afección. Puede juzgar si tiene cálculos renales de los siguientes síntomas.

1. Dolor en los riñones durante el embarazo

Los cálculos renales durante su embarazo son una condición que puede ocurrir en cualquier momento. Si experimenta algún dolor durante el embarazo, nunca lo ignore. Puede distinguir el dolor causado por los cálculos renales porque es de naturaleza progresiva y aumentará gradualmente en forma diaria. El dolor rodea la primera región lumbar antes de pasar a los uréteres. El dolor incluso se acompaña con calambres y fiebre. Durante el embarazo, es esencial que consulte a su médico para un mejor diagnóstico.

2. Sangre en la orina

La sangre en la orina puede significar algo diferente. Las piedras se mueven espontáneamente en los riñones, lo que causa la ruptura de los tejidos y las células circundantes. Durante el embarazo, hay un aumento en los niveles hormonales y los músculos de la cavidad abdominal están relajados. El movimiento de los cálculos renales se activa con la disponibilidad de vías fáciles y rápidas para el tránsito.

3. Dolor durante la micción

Cuando las piedras escapan de los riñones a través de los uréteres, el proceso se acompaña de sensibilidad, y esto causa un dolor agudo durante la micción. Aparte de los síntomas indicados anteriormente, es imperativo que consulte a su médico en caso de duda.

Cómo tratar los cálculos renales durante el embarazo

En el caso de cálculos renales, debe visitar al urólogo o al obstetra. El médico puede comprender y ver cualquier cambio en el sistema biológico, así como el desarrollo de las piedras. El tratamiento de tal condición dependerá del trimestre del embarazo. La mejor alternativa para tratar los cálculos renales en el embarazo es buscar remedios naturales. El tratamiento inmediato de los cálculos renales es importante para prevenir cualquier crecimiento o infección de la vejiga. Cualquier infección puede afectar la salud del niño por nacer. Sin embargo, si la situación es demasiado grave, es posible que deba recurrir al tratamiento médico o incluso quirúrgico.

1. Remedio natural
  • Una de las formas de aliviar los problemas de cálculos renales es tomar mucha agua. Esta es una de las formas ampliamente recomendadas porque el agua diluirá la orina, los minerales y las sales orgánicas y ayudará a eliminar los pequeños cálculos del riñón a los uréteres y del sistema. La cantidad recomendada de agua que se debe tomar es de ocho vasos.
  • Además, se recomienda que tome frutas con alto contenido de agua, que pueden incluir melocotones, melones, bayas azules, entre otros.
  • Además, es imperativo evitar el consumo de jugo preparado comercialmente, ya que están hechos de sales orgánicas y minerales y podrían empeorar la situación.
  • Los expertos en salud y nutrición recomiendan tomar limones. Se sabe que los limones tienen una propiedad natural de descomponer los cálculos renales de tamaño mediano, y abren los uréteres. Por lo tanto, las piedras pueden pasar sin mucho dolor.
2. Tratamiento médico

Tomar medicamentos hechos de paracetamol como Tylenol le dará alivio temporal del dolor causado por las piedras. Si el dolor persiste o hay indicios de infección o parto prematuro, es posible que necesite una intervención quirúrgica.

3. Tratamiento quirúrgico
  • Rayos X. La radiografía es un método que se puede usar para determinar la presencia de cristales en los riñones. Sin embargo, el uso de rayos X durante el embarazo puede representar un riesgo importante para la salud del feto.
  • Ureteroscopia. La ureteroscopia es un procedimiento médico que consiste en el paso de un pequeño tubo llamado ureteroscopio a través del tracto urinario hasta la piedra. Esto le permite al médico examinar la piedra y hacer un diagnóstico médico sobre cómo tratar la condición. Después del diagnóstico, se pueden usar instrumentos para romper los cristales o eliminarlos. Las piedras mayores de 1 cm no pueden ser tratadas de esta manera.
  • Colocación de tubo o stent. Este es un tubo similar a un hueco, que se puede colocar en los uréteres, y esto funciona al drenar la orina y posiblemente las piedras. Por lo general, funciona bien y se usa anestesia mínima o nula.

Cómo prevenir los cálculos renales durante el embarazo

  • La mejor manera de prevenir los cálculos renales es tomar muchos líquidos.
  • Se recomienda que consulte a su médico en caso de que sienta un dolor inusual en la región abdominal.
  • Las mujeres embarazadas deben observar el tipo de alimentos que toman y, especialmente, evitar los alimentos chatarra o alimentos con alto contenido de cloruro de monosodio.
  • Toma frutas y verduras que son ricas en fibra, minerales y vitaminas.
  • Además, el ejercicio es esencial durante el embarazo porque ayuda a que el cuerpo sea fuerte y aumenta la excreción de sustancias nocivas.

Загрузка...