Crianza de los hijos

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes tipo 1 en los niños?

A menudo conocida como diabetes juvenil, la diabetes tipo 1 en niños es una condición muy crítica si no se toman medidas serias para controlar los síntomas. Controlar la diabetes a una edad temprana requiere regímenes difíciles y cuidadosos, que a los niños pequeños generalmente les disgustan. Los niños diabéticos pueden sentirse un poco emocionalmente excluidos debido a su condición. Sin embargo, con un diagnóstico adecuado, protocolo de tratamiento y apoyo emocional, tanto los padres como los niños pueden vivir una vida feliz y normal.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes tipo 1 en los niños?

A continuación se enumeran los síntomas de la diabetes tipo 1:

Síntoma

Descripción

Aumento de la micción y sed.

Debido a los niveles elevados de azúcar en la sangre, el líquido presente en los tejidos se extrae, por lo que el niño puede sentir sed. Esto aumentará la sed, seguido por un alto consumo de agua y una micción más frecuente.

Sentirse excesivamente hambriento

Los órganos y músculos también se ven privados de energía debido a la insuficiencia de insulina en el cuerpo, que afecta la absorción normal de tejido por parte del azúcar en las células. Todos estos factores pueden conducir a un exceso de hambre y la ingesta de alimentos.

Pérdida de peso

Incluso cuando su hijo consume una alta proporción de calorías, todavía puede perder algo de peso debido a los bajos niveles de energía. En las primeras etapas de la diabetes, muchas personas tienden a perder peso significativo debido a la redistribución de la grasa.

Fatiga

El letargo y el cansancio son síntomas comunes, ya que las células no pueden obtener suficiente azúcar.

Irritabilidad

Si la condición sigue sin ser diagnosticada, su hijo puede parecer irritable con cambios de humor retorcidos.

Visión borrosa

Los niveles elevados de azúcar en la sangre conducen a un movimiento anormal de líquido a través de la lente y otros tejidos del cuerpo, lo que conduce a una visión borrosa.

Infeccion de levadura

Las niñas con diabetes tipo 1 pueden verse afectadas por la infección genital de levadura. Esta infección también puede aumentar las posibilidades de desarrollar una erupción del pañal en los bebés.

Nota: En caso de que observe alguno de los síntomas anteriores en su hijo, consulte a su médico inmediatamente.

¿Qué causa la diabetes tipo 1 en los niños?

La percepción común que prevalece en nuestra sociedad es que la diabetes resulta de comer mucha azúcar o cosas dulces que no es del todo cierto. Los científicos no están muy seguros de la causa real de la destrucción autoinmune de las células pancreáticas que conduce a la diabetes tipo 1. Sin embargo, sí creen que varios factores ambientales y genéticos pueden contribuir a la patogénesis.

A diferencia de la diabetes tipo 2 en niños, la diabetes tipo 1 es el trastorno del sistema inmunológico, caracterizado por la destrucción de las células beta presentes en el páncreas. Estas células son responsables de la producción de insulina. Por lo tanto, si estas células se destruyen, el cuerpo no segrega cantidades normales de insulina. A esto le sigue un nivel elevado de glucosa en la sangre que puede dañar los órganos.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la diabetes tipo 1 en niños?

  • Factor genetico Si un niño tiene antecedentes familiares o positivos de diabetes, el riesgo de este problema metabólico aumenta significativamente. Si un niño tiene diabetes tipo 1 en sus parientes índice, se deben realizar pruebas genéticas para verificar si está en riesgo de desarrollar este problema debido a razones genéticas.
  • Infección viral. Ciertas infecciones virales causadas por agentes infecciosos como el citomegalovirus, la rubéola, el virus Coxsackie y el virus Epstein-Bar pueden dañar y destruir las células de los islotes de forma permanente y llevar a la DM.
  • Disminución de la vitamina D niveles. Según las últimas investigaciones, los niveles normales de vitamina D en el suero pueden proteger contra la diabetes y otras afecciones autoinmunes. Además, el consumo de leche de vaca en el período inicial puede elevar el riesgo en ciertos individuos genéticamente susceptibles.
  • reAspectos económicos. El alto contenido de nitratos en el agua puede aumentar las posibilidades de diabetes tipo 1. Además, introducir cereal a un bebé en sus primeros meses también puede agravar el riesgo. La edad óptima para introducir cereales debe ser de 4-7 meses.

Cómo ayudar a mi hijo a controlar la diabetes tipo 1

Un equipo adecuado de educadores, médicos, psicólogos, trabajadores sociales y dietistas especializados en diabetes es lo que necesitará para minimizar el riesgo de complicaciones. Siga los consejos a continuación para que las cosas funcionen para su hijo:

1. Asegúrate de seguir estrictamente la receta

Recuerda constantemente a tus hijos que tomen sus medicamentos a tiempo. Asegúrese de que sus medicamentos estén bien equilibrados con las actividades diarias y los alimentos. Esto se puede hacer fácilmente si su hijo está cerca de usted y está directamente bajo su supervisión. Proporcione toda la información útil a su hijo con respecto a su condición.

2. Eduque a su hijo sobre cómo manejar su nutrición

Ayude a sus hijos a comprender la importancia de equilibrar la ingesta de calorías. Dígale acerca de los carbohidratos como el arroz, la pasta, el pan, las colas y los jugos. Enséñale qué es saludable para su condición y qué no.

3. Vigile el nivel de azúcar en la sangre de su hijo

Dígale a su hijo el rango normal de azúcar en la sangre para los diabéticos tipo 1. Debería tener un comando completo en el medidor de glucosa en la sangre, para poder controlar regularmente su nivel de azúcar en la sangre sin ayuda. Asegúrese de que desarrolle el hábito de anotar las lecturas en un libro de registro de insulina.

4. Deje que su hijo se entregue a actividades físicas

Además de mantener el peso bajo control, su hijo debe realizar una actividad física por hora todos los días. Supervisa los niveles antes del comienzo de cada actividad física. Si encuentra los niveles más bajos de lo normal, no le permita realizar actividades físicas vigorosas.

Lamentablemente, la diabetes sigue siendo incurable, sin embargo, si su hijo se atiene estrictamente al protocolo de tratamiento, seguramente vivirá una vida saludable. Su aliento y apoyo lo motivarán a lidiar con su condición, y se encontrará disfrutando de la belleza de la vida, viviendo como las personas que lo rodean.

¿Quieres conocer una experiencia de la vida real de los padres y la niña con diabetes tipo 1? Mira este video:

Загрузка...