Crianza de los hijos

¿Cuándo puedes darle leche de cabra a tu bebé?

En muchos países, la leche de vaca es la primera leche que bebe un bebé después de haber terminado con la lactancia materna o la fórmula. Pero en algunos países, la leche de cabra es la opción preferida para los bebés, y la idea también se está popularizando en Estados Unidos. ¿Por qué se considera mejor la leche de cabra para bebés? La leche de la cabra a menudo es más fácil de digerir y menos alergénica que la leche de vaca, y mantener una cabra es mucho más fácil, ya que come menos, ocupa menos espacio y se puede guardar en un patio trasero. ¿Pero es realmente mejor? Aquí hay más información para ayudarlo a decidir si le da leche de cabra a los bebés.

¿Cuándo puedes darle leche de cabra a tu bebé?

Recuerde que es mejor no darle a su bebé leche de cabra ni ningún otro tipo de leche hasta que tengan al menos un año de edad. Hasta entonces, la leche materna o la fórmula es lo mejor para su bebé y asegúrese de que obtengan el equilibrio correcto de nutrientes en cada comida.

Sin embargo, puede elegir fórmulas que se crean con leche de cabra como ingrediente principal. Estas fórmulas cumplen con los mismos estándares nutricionales que las basadas en la leche de vaca y, a menudo, se piensa que son menos alergénicas y presentan menos problemas, como gases e hinchazón.

Una vez que su bebé tenga seis meses, puede darles productos que contengan leche de cabra como ingrediente. Estos incluyen salsas, natillas o incluso tortillas que tienen leche de cabra mezclada. Ya sea que le dé a su bebé la leche en un biberón o la use para cocinar para su hijo, asegúrese de que la leche de cabra esté pasteurizada para destruir las bacterias dañinas que podrían producirle bebé enfermo

Ventajas de la leche de cabra para bebés

Hay muchas razones por las que muchos padres recurren a la leche de cabra para bebés. Estas son solo algunas de las razones comunes por las que podría ser la mejor opción:

1. Menos proteínas alergénicas

Cuando el bebé bebe leche de cualquier tipo, las proteínas se concentran en el vientre para formar cuajada. Cuanto más suaves y pequeñas sean las cuajadas, más digestibles son. La leche de cabra forma cuajos pequeños y muy suaves, lo que lleva a menos problemas de digestión. La proteína que desencadena las alergias en la leche de vaca es casi inexistente en la leche de cabra, lo que significa que un niño que no puede tolerar la leche de vaca puede tomar la leche de una cabra sin problemas.

2. Más grasa digestible

Cuando se trata de digerir la grasa, todo se reduce a las cadenas de ácidos grasos en la leche. Aquellos con cadenas cortas o medianas, como la leche de cabra, son más fáciles de digerir. Aquellos con cadenas más largas, como las de la leche de vaca, tardan más en atravesar el sistema digestivo.

3. Relativamente menos lactosa

Es posible que los bebés que son intolerantes a la lactosa no puedan manejar más que un poco de leche de vaca, mientras que los niveles más bajos de lactosa en la leche de cabra significan que un bebé puede disfrutar más de la leche de cabra. Sin embargo, tenga en cuenta que tanto la leche de cabra como la de vaca contienen lactosa, por lo que los bebés con intolerancia grave pueden no ser capaces de manejar ninguno de los dos tipos.

Recetas de leche de cabra para bebes

El Dr. Sears, el gurú de la salud infantil que ha dado buenos consejos durante décadas, recomienda la Fórmula de leche de cabra Meyenberg para aquellos bebés que reciben leche de cabra exclusivamente. Está formulado para bebés que tienen al menos seis meses de edad. Esta fórmula contiene diecinueve calorías por onza, al igual que la mayoría de las fórmulas de leche de vaca. Cuando le dé a su bebé una fórmula de leche de cabra, siempre complétela con una multivitamina con hierro.

Cuando su hijo tenga al menos un año de edad, puede complementar la leche de cabra con leche de vaca en sus biberones o cualquier cosa que coman. Pero recuerde que es importante proporcionar suplementos vitamínicos si elige la leche de cabra, incluido el ácido fólico y la vitamina B-12.

Consejos y precauciones

Elija leche de cabra fortificada con ácido fólico

Tenga en cuenta que la composición de nutrientes de la leche de vaca y la de cabra es diferente. La leche de cabra contiene menos del 10 por ciento del ácido fólico que se encuentra en la leche de vaca, lo que significa que su bebé definitivamente necesitará un suplemento de ácido fólico para mantenerse saludable. Afortunadamente, las fórmulas que se hacen con leche de cabra generalmente tienen ácido fólico agregado, así como otras vitaminas necesarias.

Cuidado con las alergias

Busque fórmulas que sean hipoalergénicas si es posible, para reducir el riesgo de alergias. También debe buscar fórmulas o leche de cabra regular que esté certificada como libre de antibióticos, hormonas de crecimiento y otros problemas potenciales. Si no está seguro, busque específicamente aquellos productos que estén certificados como orgánicos y diga en la etiqueta que no usan alimentos OGM, antibióticos, hormonas de crecimiento, etc.

Síntomas de las alergias

¿Qué pasa si su hijo desarrolla una alergia a la leche de cabra? La alergia generalmente aparecerá de inmediato, pero puede tomar muchas formas diferentes. La urticaria leve puede ser un signo, y los síntomas más comunes pueden incluir sibilancias, secreción nasal, estornudos, hinchazón y vómitos. Su hijo también puede desarrollar eczema y una irritación de la piel.

Los problemas más serios que indican una alergia incluyen asma, diarrea, tos, congestión nasal, erupciones con picazón, ojos llorosos, calambres y cólicos en bebés pequeños. Si su hijo desarrolla alguno de estos problemas, deje de tomar leche de cabra para ver si los síntomas desaparecen. Si su hijo tiene una reacción potencialmente mortal, como dificultad para respirar, convulsiones u otros signos de anafilaxia, detenga la leche de cabra inmediatamente y lleve al niño a la sala de emergencias. Siempre que se detecte una reacción a la leche de cabra en su hijo, es hora de encontrar algo más para alimentar a su bebé.

Загрузка...