Bebé

¿Por qué los bebés sudan?

Si le preocupa que su bebé suda constantemente, puede ser útil saber que este es un proceso normal, que puede durar hasta que tenga cuatro años. La sudoración en la cabeza, especialmente durante el sueño, es muy común en los niños. La sudoración en las palmas y las plantas de los pies también es común durante situaciones estresantes o en ambientes cerrados, como zapatos o bolsillos. La sudoración de las axilas suele ser causada por ambientes cálidos y ansiedad. Si puede notar que su bebé a veces se pone sudoroso, simplemente relájese y cámbiese la ropa si es necesario.

¿Por qué los bebés sudan?

1. Sistema nervioso inmaduro

El sistema nervioso controla la temperatura corporal y, al igual que otras partes del cuerpo del bebé, es posible que aún no haya madurado completamente para los recién nacidos. Por lo tanto, los bebés recién nacidos no pueden regular su temperatura corporal como los adultos. Además de esto, algunos bebés naturalmente sudan más que otros, al igual que los adultos.

2. Bebé sudando sueño profundo

Los bebés recién nacidos pueden sudar abundantemente en la parte más profunda de su ciclo de sueño durante la noche, lo que hace que estén extremadamente húmedos. Un bebé recién nacido duerme de 16 a 18 horas diarias, que a menudo se divide en períodos cortos de tres a cuatro horas. Durante estos períodos, los bebés experimentan ciclos de somnolencia, sueño REM (movimiento ocular rápido), sueño ligero, sueño profundo y sueño muy profundo. Durante el sueño muy profundo, puede ocurrir una sudoración profusa (incluso en adultos) hasta un punto en el que puedan despertarse empapados en sudor. Dado que los bebés pasan mucho tiempo en el sueño profundo, es más probable que suden por la noche en comparación con los niños mayores y los adultos.

Cómo evitar que su bebé suda

1. Evitar el sobrecalentamiento

Si su casa está demasiado caliente, puede ocurrir una excesiva sudoración. Mantenga la temperatura de su hogar lo suficientemente cómoda para un adulto ligeramente vestido. Los expertos recomiendan una temperatura ambiente entre 68 a 72 ° F.

Precaución: El sobrecalentamiento está relacionado con el SIDS (síndrome de muerte súbita del lactante), ya que puede hacer que el bebé caiga en una etapa más profunda de sueño que le dificulte despertarse.

2. Evitar el overdressing

Debe mantener a su bebé cómodamente caliente por la noche, sin abrigarlo demasiado. Usar demasiadas capas o incluso una sola capa de ropa abrigada hará que el bebé sude cuando la piel no puede respirar. Es recomendable vestir a su bebé con ropa cómoda para dormir sin cobertores. En climas cálidos, vístala con un pijama o camiseta liviana y cómoda; en clima frío, use un saco de dormir para mantenerla cómoda y segura. Sin embargo, debe tener cuidado con las mantas gruesas, las colchas o los edredones, que pueden dificultar la respiración del bebé.

La experiencia de mamá sobre la sudoración del bebé:

"Mi hijo suda incluso cuando tengo frío. No lo dejo dormir con ropa demasiado abrigada, solo una camiseta o un pijama ligero y un pañal es todo lo que usa para dormir".

"Mi bebé duerme con su camiseta y un pañal. Cuando se despierta y llora, uso un paño tibio para limpiar su sudor y secarlo".

Para saber qué hacer si su bebé suda mucho, mire el video a continuación:

¿Cuándo debería preocuparse la sudoración del bebé?

La sudoración excesiva en algunos niños puede ser un signo de algo más grave.

1. problema del corazon

Si su hijo suda excesivamente durante actividades ordinarias como alimentaciones, consulte a su pediatra al respecto. Puede ser un signo de un problema cardíaco congénito, especialmente si el color de su piel parece oscuro durante el llanto o la alimentación, y si no parece aumentar de peso. Los bebés con enfermedades cardíacas sudan constantemente porque sus corazones tienen que trabajar duro para bombear la sangre de manera eficiente.

2. Hiperhidrosis

Si su bebé suda abundantemente incluso cuando la habitación está fresca, puede tener una condición llamada hiperhidrosis, lo que significa que está sudando más allá de lo que su cuerpo necesita para mantener la temperatura corporal normal. Las personas que tienen las manos y los pies sudorosos generalmente tienen esta condición. Se puede tratar a medida que el bebé crece, practicando técnicas de control del sudor, como usar un antitranspirante. En los adultos, se pueden realizar tratamientos más agresivos, como la extirpación de las glándulas sudoríparas a través de la cirugía.

3. Otras condiciones subyacentes

La sudoración excesiva también puede deberse a un trastorno del sistema nervioso, problemas respiratorios, glándula tiroides hiperactiva o trastorno genético. Aunque estas condiciones no son comunes, si le preocupa, siempre es bueno consultar al médico de su bebé.

Загрузка...