Crianza de los hijos

Consejos para lidiar con un niño obstinado

Cuando los niños están en la infancia, tienden a ser tercos. A veces, esta terquedad es parte de la personalidad del niño que los padres necesitan manejar. En otros casos, la terquedad es la forma en que el niño prueba los límites y afirma su libertad al hacer o no hacer algo. Es importante que los tutores y los padres enseñen a sus hijos las diferentes maneras de lidiar con el estrés y de expresarse. Cuando trata con un niño obstinado, puede disciplinar a su hijo obstinado entendiéndolo, escuchándolo y manteniéndose tranquilo para dar un buen ejemplo de comportamiento aceptable.

Consejos para lidiar con un niño obstinado

1. distraerlo

Distraer a un niño obstinado es una buena manera de hacer que su hijo no se dé cuenta o simplemente olvide que se le están imponiendo varias restricciones contra su voluntad. Por lo tanto, si va a entrar en su automóvil y prevé una posible batalla por los asientos de los automóviles, asegúrese de comenzar algo que fascine a su hijo antes de partir hacia el automóvil.

2. Ofrecer golosinas o juguetes de una manera correcta

Los padres sabios siempre reservan golosinas, bocadillos o juguetes queridos específicos para los momentos en que necesitarán que su pequeño permanezca quieto. Sólo asegúrese de utilizar esta estrategia en el momento oportuno. Cuelgue su cebo (la golosina o el juguete) primero y luego engánchelo diciéndole que lo conseguirá si se mete en el auto o la casa. Si duda hasta que su hijo esté histérico, entregarle el tratamiento no funcionará como espera. Solo tenga cuidado de no estropear a su hijo para que su hijo obtenga todo lo que quiere, de lo contrario, tendrá una rabieta.

3. Nunca discuta, comuníquese en su lugar

Esta es una regla importante para tratar con un niño obstinado. Cuando su hijo es terco o está enojado, no es el momento adecuado para discutir con él. Es mejor comunicarse con él cuando está callado y listo para escuchar. Observe a su hijo e intente identificar lo que lo hace sentir incómodo. Una vez que lo haya hecho, retírelo de esa situación, ya que eso ayudará a calmarlo. La dedicación y la paciencia son claves para controlar la situación.

4. Cree opciones cuando su hijo muestre un comportamiento obstinado

Si su hijo rechaza cualquier cosa que le pida, es hora de que se le ocurran opciones para elegir. En lugar de dar órdenes como "termina tu comida" o "vete a la cama", trata de darle una opción como "¿te gustaría cantar una canción o escuchar una historia antes de ir a la cama?" De esa manera, su hijo podrá sentir que su opinión es valorada y que es muy útil cuando se trata de un niño obstinado. Además, su hijo tendrá la sensación de independencia de que puede tomar sus propias decisiones, incluso si se trata de decisiones que usted haya dado.

5. Déjalo aprender a través de experiencias

La única forma en que un niño puede saber que una estufa encendida está caliente es tocándola. Por lo tanto, a menos que exista riesgo de lesiones graves, es mejor dejar que su hijo aprenda a través de la experiencia. También debe esperar que su niño obstinado pruebe sus límites varias veces porque así es como aprenderán. De esa manera, usted estará en una posición mucho mejor para mantener la calma cuando su hijo sea terco.

6. No seas su enemigo

Como sucede con todos los seres humanos, la fuerza siempre creará un retroceso. Si eres duro y rápido en tu posición, puedes presionar a tu hijo para que te desafíe. Cuando tu hijo comience a verte como su enemigo, solo establecerás la pérdida de tu relación. Cuando tenga dudas, simplemente dígale que decida por sí mismo y, si no puede, busque otra manera de satisfacer sus necesidades sin comprometer su seguridad o salud.

7. Ver las cosas desde su punto de vista

Por ejemplo, puede estar enojado contigo porque prometiste lavar su camisa favorita y no lo hiciste. Para ti, eso es sólo terquedad. Para él, se está molestando justificadamente porque esperas que cumpla su palabra y rompes la tuya. Para limpiar este desastre y poder seguir adelante, te disculpas y tratas de cumplir la promesa.

8. Crea una Atmósfera Pacífica

Transformar su hogar en un lugar de felicidad y comodidad para su hijo es una buena opción para tratar con un niño obstinado. Su hijo no debe sentirse mal por sus padres y su hogar. Por lo tanto, incluso si está cocinando, tómese el tiempo para escuchar las sugerencias de su hijo sobre sus comidas favoritas. Crear un ambiente de respeto, comprensión y afecto mutuos. Disciplinar a su hijo también es esencial, pero asegúrese de hacerlo con cariño. No debe ir como 'te digo que lo hagas y lo haces sin discutir'. En su lugar, convencer a su hijo de la importancia de las reglas establecidas en el hogar.

9. Es importante ser un modelo a seguir

Si los padres se enojan por problemas menores y con frecuencia se meten en discusiones candentes, es más probable que los niños se vuelvan tercos y expresen su estrés a través de la ira. Los padres son los primeros en que los niños aprenden. Entonces, si un niño ve a sus padres reaccionar enojado, tendrá la impresión de que enojarse es la mejor manera de comunicar frustraciones. Los padres deben ser buenos modelos a seguir para sus hijos si quieren tener hijos bien educados. Enseñen mostrandolos a ellos. No puedes comportarte como quieras y esperar que tus hijos sean educados.

Coaching de vida para padres: cómo manejar a un niño de voluntad fuerte y obstinado:

Загрузка...