El embarazo

Antibióticos durante el embarazo - New Kids Center

Según una investigación del Estudio Nacional de Prevención de Defectos de Nacimiento Publicado en el año 2009, dos tipos de antibióticos; Los nitrofuranos y las sulfonamidas, que se usan en el tratamiento de infecciones del tracto urinario, pueden aumentar el riesgo de defectos de nacimiento, especialmente cuando se toman en el primer trimestre del embarazo. Sin embargo, otras investigaciones realizadas por El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, sugiera que los dos antibióticos todavía pueden ser apropiados si no hay alternativa.

A menudo, las madres embarazadas vigilarán su dieta y tomarán medicamentos intensamente para garantizar la salud del bebé. Siga leyendo para saber cuándo es seguro / inseguro tomar antibióticos durante el embarazo.

¿Es seguro usar antibióticos durante el embarazo?

Esto depende en gran medida del tipo de antibióticos tomados. Algunos pueden representar un peligro para el bebé en desarrollo durante el embarazo, mientras que otros pueden no tener efectos perjudiciales para la madre y su hijo. Si un medicamento presenta algunos riesgos para su bebé en desarrollo, tendrá que analizar con atención sus efectos nocivos y sopesarlos en consecuencia con sus beneficios con respecto a lo que tratan.

Por ejemplo, puede ser mejor priorizar su enfermedad primero y, si no hay una alternativa para el medicamento, tendrá que tomarlo aunque pueda comprometer la salud de su bebé. Lo que la mayoría de las madres embarazadas no saben es que, si no trata su enfermedad, podría ser peligroso para el feto. Además, los efectos secundarios de cualquier medicamento dependerán en última instancia de la duración de la administración, la cantidad de medicamento ingerido y la etapa de embarazo durante la cual se toma.

La penicilina (como la amoxicilina y la ampicilina), la eritromicina y la cefalosporina (como la cefalexina) son algunos de los antibióticos más seguros durante el embarazo. A continuación, encontrará información detallada sobre la seguridad de algunos antibióticos comunes, así como las precauciones que debe tomar.

Antibióticos usados ​​para tratar la ITU
  • Nitrofurantoina (los nombres comerciales Macrodantin o Macrobid) pueden ser recomendados por los médicos para ser utilizados por madres embarazadas en caso de infecciones del tracto urinario durante todo el período de embarazo. Debe dejar de usar este medicamento solo alrededor de 36 semanas o inmediatamente si ingresa en trabajo de parto prematuro. Existe un riesgo significativo de que pueda afectar los glóbulos rojos del bebé, especialmente cuando se usan dentro de varios días después del parto.
  • Trimetoprima que es un ingrediente utilizado en la mayoría de los medicamentos para tratar las infecciones del tracto urinario, puede no ser seguro de usar durante el embarazo. Bloquea los efectos del ácido fólico. El ácido fólico es muy importante durante el embarazo, ya que reduce el riesgo potencial del bebé de desarrollar defectos del tubo neural y otros defectos relacionados con el nacimiento. Para las madres embarazadas que no tengan ninguna alternativa, es recomendable tomar el medicamento con vitamina prenatal diaria. Los efectos de la trimetoprima se pueden prevenir mediante la adición diaria de un suplemento de ácido fólico de aproximadamente 400 mg contenidos en las vitaminas prenatales diarias.
Antibióticos usados ​​para tratar la garganta por estreptococos

La faringitis estreptocócica es una infección bacteriana que se puede tratar con el uso de antibióticos. Algunos de estos antibióticos incluyen:

  • Penicilina

La penicilina es considerada como uno de los antibióticos más seguros para usar durante el embarazo. No ha mostrado efectos secundarios negativos para las mujeres embarazadas que no son alérgicas a este medicamento. Sin embargo, la diarrea puede estar asociada con el uso de este medicamento. En algunos casos extremos donde la diarrea (heces) parece contener algunas manchas de sangre, puede comunicarse con su médico o con su médico, ya que podría ser una de las alergias poco frecuentes de este medicamento. La penicilina pasa a través de la leche materna en cantidades muy pequeñas y no se reportan efectos secundarios negativos durante la lactancia si una madre embarazada usa este medicamento.

  • Cefalexina

La cefalexina no altera la fertilidad ni causa daño al feto; Sin embargo, atraviesa la placenta y se distribuye a los tejidos fetales. Las mujeres embarazadas pueden tomarlo, pero deben ser cautelosos, ya que no existe una investigación establecida que lo vincule con el desarrollo de defectos del embarazo.

  • Amoxicilina

La amoxicilina también es otro antibiótico que las madres embarazadas pueden usar para tratar la faringitis estreptocócica. Las pruebas que se han llevado a cabo con este medicamento han demostrado ser positivas y no muestran evidencia tangible de teratogenicidad (desarrollo del crecimiento y defectos del desarrollo en el feto). Sin embargo, este medicamento solo se recomendará si los beneficios de tomarlo realmente superan los riesgos asociados con él.

Antibióticos utilizados para tratar otras afecciones
  • Metronidazol (utilizado para tratar algunas infecciones vaginales), según una investigación reciente, se concluyó que a veces los expertos sospechaban que estaba asociado con defectos de nacimiento y que no tenía ninguna relación con esta condición.
  • Estreptomicina El tratamiento que se usa para tratar la tuberculosis debe evitarse profusamente, ya que puede causar pérdida de audición en su bebé.
  • Tetraciclina (Incluyendo oxitetraciclina, minociclina y doxiciclina) se usan para tratar el acné y las infecciones respiratorias. La tetraciclina, si se toma en el tercer o segundo trimestre del embarazo, puede decolorar los dientes de su bebé.
Notas finales

Es importante tener en cuenta que la elección de cualquier antibiótico se basa en diferentes factores. Estos factores incluyen el potencial de efectos adversos sobre el embarazo y la lactancia, la posibilidad de resistencia y el organismo específico en particular. Su médico puede ser de gran beneficio cuando se trata de ayudarlo a elegir los antibióticos correctos y sopesar los riesgos frente a los beneficios de estos antibióticos.

Загрузка...